La caída de pelo es parte de la vida cotidiana, sí, obstruye el desagüe de la ducha, y sí, significa que debemos pasar la aspiradora cada dos días o nuestra alfombra se convierte en una alfombra peluda ... Pero el hecho es que la pérdida de cabello es totalmente normal, siempre que notemos que vuelve a crecer.

Para comprender mejor qué es lo que pasa, hay que entender que el ciclo de vida del cabello se divide en tres fases:

  1. Fase de crecimiento o anágena: el pelo crece una media de un centímetro al mes durante esta primera etapa, que dura entre dos y seis años. Cuanto más se prolongue este periodo, más crecerá el pelo (esto dependerá de factores genéticos, nutricionales, hormonales y metabólicos).
  2. Fase catágena o de transición entre la fase de crecimiento y la de reposo: dura aproximadamente 10 días.
  3. Fase de reposo o telógena: esta última fase señala el comienzo de la liberación y caída del cabello. Los mechones comienzan a caer, aproximadamente, 90 días después de entrar en esta fase y, como media, solemos perder alrededor de 100 cabellos al día.

Es importante señalar que cada folículo piloso es independiente y pasa por el ciclo de crecimiento en diferentes momentos, de lo contrario, todo nuestro cabello se caería de una vez.

¿Por qué se me cae más pelo en otoño?

En los cambios de estación se produce una renovación del cabello, ¡no te asustes! Es un proceso normal y periódico, el pelo suele recuperarse espontáneamente con el paso de los días. Este tipo de caída de pelo se denomina caída estacional y, aunque la asociamos más al otoño, también es muy habitual en primavera.

Diversos estudios aseguran que tenemos más pelos cuando entramos en la fase telógena en julio, lo que significa que notamos una mayor caída en octubre y noviembre. Hay muchas teorías sobre por qué sucede esto, una de ellas es que en los meses de verano mantenemos más cabellos para garantizar la protección del sol, dejándolos caer en invierno cuando son menos necesarios.

Sin embargo, es importante observar la caída del cabello para poder diferenciar de qué tipo se trata y acudir al dermatólogo en caso que no notes una mejoría. La pérdida de pelo puede estar desencadenada por factores genéticos y/o reactivos:

  • Caída de pelo por factores genéticos: cuando una persona tiene una mayor predisposición a sufrir una reducción progresiva y gradual del volumen de pelo. En estos casos, ciertos folículos capilares son sensibles a las hormonas masculinas y esta sensibilidad hace que los folículos se encojan gradualmente y produzcan pelos ligeramente más finos y cortos con cada ciclo de crecimiento del cabello.
  • Caída de pelo por factores reactivos: cuando la pérdida de cabello es el resultado de un desencadenante y no depende de una predisposición genética, como es el caso de la caída de pelo en otoño. Otras causas podrían ser desequilibrios hormonales, estrés severo, deficiencia de hierro o baja vitamina B12, hipotiroidismo e hipertiroidismo, pérdida de peso acusada y muy acelerada o envejecimiento, entre otros.

 

¿Qué productos pueden frenar la caída del cabello?

A pesar de que la caída de pelo en otoño es un problema estacional, existen diversos productos en el mercado que ayudan a disminuir la caída y a recuperar el cabello de forma más rápida. Teniendo en cuenta que es muy probable que partamos de un pelo débil, fino y sin movimiento, desde María Loira recomendamos productos naturales y orgánicos por ser menos agresivos.

Pack Anticaída: Shift + Energy + Post Tonic

Paso 1: aplicar Shift sobre pelo seco. Nos ayudará a limpiar en profundidad las impurezas y el exceso de grasa del cuero cabelludo y a rejuvenecer los folículos evitando la caída del cabello y favoreciendo un crecimiento sano.

Modo de empleo: Shift se aplica antes del lavado, masajeando bien el cuero cabelludo durante un mínimo de 10 minutos. Utilizar al menos una o dos veces por semana. Sus efectos se multiplican si posteriormente utilizamos el champú de la misma gama, Energy.

Paso 2: lavar el pelo con champú Energy, un champú estimulante, a base de aceites esenciales, que limpia el cabello y revitaliza los folículos para dar brillo y fuerza al pelo.

Paso 3: aplicar Post Tonic. Potenciaremos así el crecimiento del pelo y combatiremos el envejecimiento del folículo capilar. Contiene aceites orgánicos del árbol de té, eucalipto y menta que refrescan e hidratan.

Modo de empleo: Post Tonic se aplica en el cuero cabelludo y cabello recién lavado (secado con toalla). Realizar un suave masaje hasta su completa absorción. En casos de fuerte caída de pelo, utilizar el sérum anticaída Mr.A.

 

Pack Anticaída Mr.A.: champú + elixir

Paso 1: lavar el pelo con champú Mr. A., que fortalece e hidrata el cabello más débil y castigado.

Paso 2: aplicar tratamiento anticaída Mr. A. Elixir, un serum que proporciona densidad y cuerpo a la vez que refuerza la raíz del cabello. Con la tecnología más avanzada e ingredientes como Procapil y Follisync Bio-funcional, el nivel celular del cabello se renueva consiguiendo un cabello más sano y con volumen. Especialmente indicado en caso de fuerte caída de pelo.

Modo de empleo: lavar con champú Mr. A. y, seguidamente, aplicar sobre el cabello húmedo desde la raíz hasta las puntas.

Si quieres saber más sobre este tema o no tienes claro qué tratamiento y productos se adaptan mejor a tu tipo de cabello, no dudes en escribirnos a través de Whatsapp o de nuestras redes sociales, ¡estaremos encantadas de asesorarte!