El verano nos hace pensar en días de playa, chapuzones con amigos y comidas al aire libre, pero debemos de tener especial cuidado con la radiación UV, el calor, el cloro… Si no tomamos las medidas necesarias, los días tomando el sol y sumergiéndonos en la piscina o en el mar pueden resecar nuestro pelo dejándolo seco, apagado y encrespado.

Para evitar esto, te traemos los mejores tips para cuidar tu cabello este verano y te proponemos una rutina veraniega de cuidado capilar adaptada para estos meses. ¡Toma nota!

6 consejos para evitar los estragos del verano en tu pelo

1. Protege tu pelo del sol y el calor

Acostúmbrate a aplicar diariamente un producto para el cuidado del cabello que contenga filtros UV, como es el caso de India Dry Oil de I.C.O.N. Esta bruma actúa como bloqueador de rayos UVA y también como protector térmico. Entre sus ingredientes destacan los efectos nutritivos del aceite de argán, los poderes curativos de la moringa y el exótico aroma a ámbar.

2. Utiliza un champú hidratante no agresivo

En este caso, Drench de la gama Hydration de I.C.O.N. te ayudará a retener la hidratación de tu cabello sin apelmazar, saciando la sed del pelo seco y aportando protección. Contiene aminoácidos y aloe vera que calman la cutícula, hidratan y ayudan a reconstruir el cabello dañado.

3. Mantén tu cabello acondicionado

 Asegúrate de ayudarle a tu pelo a recuperar algo de humedad y vida usando un acondicionador como Cure Spray de I.C.O.N. Vaporízalo sobre el cabello previamente secado con toalla para calmar, hidratar y reparar los daños causados por el sol y el calor. Además, si tu pelo está empapado con agua o acondicionador sin aclarado, como es el caso de Cure Spray, no absorberá tanta agua salada ni productos químicos de la piscina. Otra buena opción, si tienes una ducha cerca, es usar champú después de nadar para ayudar a reducir el daño del cabello producido por el agua clorada.

4. Supera el encrespamiento

El frizz es sinónimo de falta de hidratación y nutrición. En ambientes húmedos, las cutículas se abren buscando que la humedad penetre, lo que provoca que se hinchen los tallos capilares. El problema es que el cabello no puede retener esa hidratación y como resultado el pelo se ve seco y encrespado, en lugar de hidratado, liso y en su sitio. En este post te contamos más en profundidad cómo evitar el encrespamiento (enlace blog antiencrespamiento). Para mantener a raya el frizz, además de utilizar champú y acondicionador hidratantes, existe un truco: el bálsamo antiencrespamiento BK Smooth. Este producto, con Biotina y Keraveg 18, reduce la electricidad estática, controla el encrespado y protege el color del cabello. Aplícalo después del lavado, sobre el cabello húmedo y, ¡verás cómo tu pelo se transforma!

5. De vez en cuando, dale una hidratación profunda a tu pelo para regular la porosidad e hidratar desde el interior al exterior

Te recomendamos el tratamiento intensivo Inner, especialmente pensado para reconstruir el pelo dañado, seco y encrespado ocasionado por condiciones climatológicas (como el sol o el viento) o agentes químicos (como tintes o tratamientos agresivos). Puedes aplicártelo en seco antes de tomar el sol, el calor ayudará a que se abran las cutículas y el producto penetre al interior consiguiendo una hidratación más profunda.

6. Devuelve la nutrición a tu pelo

Debido a la sobreexposición solar y al cloro de las piscinas, tu cabello no solo pierde hidratación, si no también proteínas. Para recuperar estos nutrientes, te recomendamos el tratamiento Proshield, una fortalecedora mezcla de proteínas que actúa como escudo protector para el cabello débil y quebradizo, proporcionando la fuerza necesaria para obtener cuerpo y brillo.

Evitar los estragos del verano en tu pelo es posible siguiendo la rutina que te hemos propuesto. Si tienes dudas, escríbenos por Whatsapp (en el 688 620 667) o envíanos un mensaje a cualquiera de nuestras redes sociales, ¡estamos encantadas de asesorarte y ayudarte para dar con los productos más adecuados para ti! Que nada te estropee este verano ;)