Estás aquí => Inicio » Queratina para el pelo. ¿Conoces el alisado brasileño?

Queratina para el pelo. ¿Conoces el alisado brasileño?

Queratina para el pelo, Keratina para realizar el alisado brasileño

La keratina o queratina para el pelo, es una proteína fibrosa, rica en azufre de gran importancia para las personas.

Los seres humanos, al igual que otros mamíferos, producimos la queratina llamada alfa, que se encuentra por ejemplo en el cabello, piel y uñas.

El tratamiento de keratina para el pelo lo que hacen es darle un  refuerzo o suplemento, consiguiendo así mejorar la salud y el aspecto de nuestra melena.

La queratina para el pelo, por ello, se ha convertido en un producto de culto en los últimos tiempos, pero también tiene sus detractores.

El uso de la keratina con fines capilares comenzó en Brasil, de ahí que la técnica para alisar el cabello utilizando como principal producto la keratina sea conocida popularmente como “keratina brasileña” o “alisado brasileño”.

Pero, ¿qué es el alisado brasileño?

Se trata de la aplicación de proteínas de keratina al cabello para darle la fuerza y recuperar el aspecto que ha ido perdiendo con el paso del tiempo o debido a agresiones externas.

La queratina se puede obtener de una materia prima animal o vegetal. La mayor parte que se utiliza en la actualidad viene de la lana de la oveja, totalmente segura para las personas.

Muchas personas asocian la palabra queratina a la de alisado, pero realmente la keratina no es un método de alisado, sino que al proteger la estructura del cabello, hace que este elimine el encrespamiento habitual y adquiera una apariencia más lisa.

Hay que decir también que esta idea puede deberse a que durante el tratamiento con keratina se suele pasar la plancha para que con el calor sea más efectivo, pero el alisado no es su objetivo principal.

El uso de la queratina para el pelo trae consigo también bastante polémica. ¿La razón? El formol.

Todos hemos oído hablar del formol como conservante. Pues bien, el formol no es ni más ni menos que un compuesto químico, con forma líquida, de aspecto incoloro pero olor intenso e irritante.

El formol tiene diversos usos como el de desinfectante. Se utiliza habitualmente en la conservación de cadáveres y otros tipos de muestras biológicas.

Y os preguntaréis: ¿qué tiene que ver el formol con la queratina para el pelo?

El formol también se utiliza en la fórmula de productos cosméticos como el champú y otros productos de higiene. Por sus propiedades conservantes, pero también en alisados permanentes, y aquí es donde comienza la polémica. Puesto que puede poner en riesgo la salud de las personas que lo manipulan habitualmente en su trabajo.

La intoxicación por formaldehído puede darse por inhalación al igual que por ingestión. Podemos encontrar formaldehído en más de un producto que forma parte de nuestras vidas, como algunas pinturas o en esmaltes de uñas.

Si pasamos los límites normales de exposición al formaldehído, este puede producir dolores de cabeza, náuseas, etcétera. De hecho, la Organización Mundial de la Salud lo declara como cancerígeno. Textualmente afirma que “el formaldehído provoca cáncer rinofaríngeo en el hombre”.

Es por esto que se está abogando por un tratamiento de keratina para el pelo libre de formol, sustancia que ya está completamente prohibida en este tipo de tratamientos en algunos países europeos como por ejemplo Noruega.

En otros donde no hay una normativa que lo censure, se están tomando algunas medidas mínimas de prevención como el uso de guantes o mascarilla durante su aplicación.

¿Quién y cómo puede utilizar la queratina para el pelo?

Como ya hemos dicho, la queratina no tiene como objetivo principal alisar el cabello. Pero es perfecta para quitar el encrespado de nuestro cabello, sirve para todo tipo de cabellos, tanto rizados como lisos.

La keratina puede aportar volumen  y brillo al cabello. Pero si lo tienes teñido, es posible que ocasione alguna modificación en su color.

Un cabello tratado con queratina requiere de unos cuidados específicos después del tratamiento para que este sea realmente efectivo. Algunos puntos clave son:

– evitar el uso de champú que contenga sulfatos

– dejar la melena suelta y tratar de no utilizar accesorios para el pelo. Al menos los primeros días tras el tratamiento, ya que el cabello necesita “respirar”

– utilizar productos que le aporten una nutrición extra, como mascarillas

– y lo más importante, consultar cualquier duda con un profesional

Imagen obtenida de Freepik – www.freepik.com

Por | 2016-12-29T13:23:27+00:00 diciembre 29th, 2016|Consejos, Sin categoría|Sin comentarios

About the autor:

Deje su comentario

0

Your Cart